Este método de entrenamiento, permite al cliente entrenar cuando el quiera. El profesional se encargará de planificar el entrenamiento mensual para que el cliente lo lleve a cabo por su cuenta. Para que el entrenamiento on-line también sea un servicio individual y exclusivo, SALTO realiza un control y evaluación a sus clientes, como punto de partida. Este control y evaluación permite conocer las necesidades y/o capacidades del cliente y adecuar la planificación a cada individuo. Así, diferenciamos dos tipos de servicicios: planificaciones encaminadas a la salud y planificaciones encaminadas al rendimiento.

PLANIFICACIÓN DE SALUD

Por un estilo de vida saludable

Este servicio se basa en los programas de salud (Adelgazamiento, maternidad, tonificación y tercera edad) y de readaptación. El cliente, se pone en manos de los profesionales de SALTO con el objetivo de realizar una primera valoración que sirva como base para efectuar la planificación. 

Por lo tanto, el cliente se someterá a un test inicial en función de los factores que determinan sus objetivos, realizando una planificación en base a los resultados obtenidos. De este modo, el servicio ofrecido por SALTO será totalmente individualizado y exclusivo, siendo una planificación de calidad en base a las capacidades del cliente, registradas en este test inicial. 

PLANIFICACIÓN DE RENDIMIENTO

Por mejorar tu marca deportiva

Este servicio está basado en el programa de rendimiento (rendimiento deportivo, oposiciones). Se analizan los factores que interfieren en el rendimiento de cada deporte, para trabajar las capacidades físicas y psíquicas y mejorar los resultados. Gracias a un control y seguimiento constante, se reorganiza el entrenamiento.

Teniendo como punto de partida un test inicial y gracias a un control y seguimiento continuo, el entrenamiento se adaptará a las necesidades, capacidades y cambios de rendimiento del cliente. Las evaluaciones continuas harán que el servicio sea individual y exclusivo, ofreciendo un servicio de calidad. Además, disminuye el riesgo de lesión y aumenta el control sobre los factores de rendimiento. 


El cliente concretará con el profesional la duración del programa en función a sus objetivos o necesidades y el número de sesiones que dispone para entrenar durante la semana.  

SALTO proporciona un servicio de atención al cliente para poder solventar dudas o reorientar el entrenamiento si fuera necesario, para poder garantizar la calidad en el servicio.