El método de trabajo de SALTO es muy sencillo. Después de que el cliente se ponga en contacto con SALTO, se concreta la reunión 0, donde se rellena la ficha personal (con el objetivo de recabar los datos personales, objetivos, patologías, disponibilidad...).

 

Después, se dará cita para la sesión modelo, la cual, tiene los siguientes objetivos:

  • Analizar los hábitos alimenticios.
  • Realizar y analizar el test antropométrico.
  • Realizar una valoración funcional, mediante test de movilidad. Este análisis del cliente, será la base del entrenamiento. Gracias a esta valoración, se podrán cuantificar las mejoras inducidas por el proceso de entrenamiento. Si no, no podríamos observar si se obtienen mejoras o no. Por lo tanto, las conclusiones obtenidas a través de esta valoración serán el punto de partida del proceso de entrenamiento. 
  • Vivenciar un entrenamiento personal, para comprobar el estado físico del cliente y que este, sepa en que consiste un entrenamiento personal.

El entrenador de SALTO, tras conocer el estado físico del cliente, teniendo en cuenta sus limitaciones y teniendo claros sus gustos y objetivos, creará el programa de entrenamiento individualizado del cliente. Cada programa de entrenamiento, se ajusta a cada cliente. Así, el cliente estaría preparado para iniciar un programa de entrenamiento diseñado a su medida.

 

A la hora de entrenar en el centro, se registra constantemente la Frecuencia Cardíaca (FC), para prevenir cualquier problema cardiovascular y cuantificar la intensidad del entrenamiento (zonas de entrenamiento, calorías quemadas...). A la hora de entrenar, como se tiene en todo momento la ayuda del entrenador, se le da mucha importancia a la buena ejecución técnica de los ejercicios, para realizar de manera correcta los ejercicios y evitar posibles problemas. Además de realizar los entrenamientos de manera presencial en el centro, el cliente, obtendrá una planificación realizada a su medida para llevarla a cabo de manera autónoma, la cual, se modificará mensualmente. Se repetirán periódicamente las valoraciones funcionales, con el objetivo de detectar los cambios producidos sobre el cliente a consecuencia del entrenamiento. Así, se adaptará el entrenamiento a las necesidades del cliente. Además, a consecuencia de este proceso, se podrán establecer nuevos objetivos.

 

*En el centro no existe el servicio de recepción, se trabaja mediante cita previa